21 abr. 2012

Puntapié inicial

La presentación del blog


El blog Southern Roses abre sus puertas con una entrada que intentará presentarlo. No sé si quedaré conforme con lo que escriba, al terminar, pero de alguna manera debía iniciar esto. En el espacio creado tendrán cabida una variable sensible de temas; con mayor o menor orden se irán combinando a través del paso del tiempo, quedando en evidencia la mayoría de mis gustos.

Me presentaré de manera breve como acostumbro a hacer. Mi nombre es Juan Martín, aunque desde pequeño preferí que utilizaran sólo "Martín", y hoy no es que me moleste que me llamen por ambos nombres o el de pila, pero digamos que me acostumbré. Tengo diecinueve años, y nací en un país posiblemente de pequeño tamaño y poca gente pero muy especial: Uruguay.

Como imaginarán —o seguramente, como la mayoría, no— tengo una fuerte adicción por el fútbol. A decir verdad, es una de las cosas que más me gusta. Podría pasar casi todo el día mirando partidos, escuchando opiniones tanto en radio como televisión, intentando deducir cosas de jugadores, equipos o mismo decisiones de entrenadores.

De hecho, una cosa que a veces hago es analizar la vida y sociedad desde el mundo fútbol. Tal vez, dicho así, suene extraño. Pero posiblemente lo entiendan cuando haga una entrada de ese estilo.

¿Mi máxima pasión? ¡Nacional! O como suelo responder siempre que preguntan: "¿de qué equipo eres hincha?" Club Nacional de Football. Pero, por supuesto, no puedo dejar de mencionar a la selección uruguaya que tantas alegrías me ha dado. Ambos casos es justo que los mencione y dudo que ésta sea la única vez.

Para cerrar, contaré un poco mis gustos musicales. Soy de esas personas que disfruta más escuchando un solo de guitarra que una voz totalmente afinada, he de admitir. Básicamente la música que más me gusta es de los años 80, un poco antes, un poco después, y en inglés. El nombre del género es Hard Rock, y mi banda favorita es Guns N' Roses. Ojo, los originales.

En fin, esto ha sido todo por hoy. Espero que disfruten del posterior contenido —que vendrá— y se entretengan leyendo Southern Roses.

Nos vemos, Martín.