5 mar. 2016

El Jardín Olvidado


Luego de tener muy buenas referencias sobre la escritora australiana Kate Morton, llegó el momento de leer uno de sus libros. De los que tuve la oportunidad de elegir en la librería, me incliné por uno de los primeros: El Jardín Olvidado, publicado en 2009. Desde el título misterioso, pasando por la tapa —una niña oliendo una flor en un jardín, en su versión española— y llegando a la sinopsis de la contratapa, lograron que mi curiosidad fuera en aumento y tuviese el deseo de leerlo.

Una de las cosas que caracterizan a la historia de El Jardín Olvidado es el salto continuo en el tiempo de los acontecimientos narrados. Tendremos capítulos que se vivirán unos diez años atrás, tomando como referencia nuestra actualidad, pero también otros donde el siglo XX recién estará comenzando; o incluso en los mismos años setenta de dicho siglo. Esto hará que estemos bajo diferentes perspectivas, desde una niña pequeña, que es abandonada en una embarcación, hasta Cassandra, una mujer con la misión de romper la monotonía de su vida para averiguar las raíces de sus antepasados.