30 sept. 2014

El sentir de un hincha

Hinchada del Club Nacional de Football.

Da igual el lugar. No importa si está en una ciudad lejana o en un país donde se hable otra lengua, inentendible para los suyos.

Los colores lo identifican por completo y el escudo es un tatuaje asentado en su alma, inquebrantable e imborrable. No puede renunciarse a él.

La camiseta combina ambos y es su bandera más preciada.

El estadio se convierte en su casa y su casa en estadio. Da igual donde sea, para él es un ritual al cual no puede faltar. No puede perdérselo.

Puede gritar y quedar ronco en un suspiro de gol. O permanecer inmutable y sumiso, disfrutando la acción mágica de algún futbolista. Pero por dentro, de una u otra manera, se encuentra eufórico y repleto.


Palabras sin sentido. No tienen un rumbo. Tienen varios.


(*) La imagen pertenece al sitio web dalebolso.com. Fotógrafo: Ali Haghjou.

No hay comentarios:

Publicar un comentario