16 ene. 2013

Atlántida 2013



Salir de lo rutinario, que por momentos se vuelve estresante, es siempre una buena opción. En el inicio de este año, precisamente en la segunda semana de enero, tuve la posibilidad de viajar a Atlántida y disfrutar allí de la arena, el agua un tanto salada y ese aire distinto al cotidiano.

Pareciera ser que durante esos seis días mientras duró el viaje, las preocupaciones u obligaciones que uno tiene se quedan guardadas, haciendo así que el disfrute sea mayor.

Quiero compartirles algunas imágenes del mencionado viaje, ya que no tengo mucho más que agregar en palabras.








Bueno, con esto creo haber llegado al fin de esta entrada. Reconozco que es bastante atípica, pero quería aunque sea dejar una especie de huella aquí, en este rincón personal, de un viaje que disfruté y mucho. Nos estamos leyendo. Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario