4 dic. 2013

Suárez por cuatro


En estos últimos días han aparecido muchos temas de los cuales sería interesante dedicarle algunas palabras. La integración de los cuatro bombos mundialistas con algunas sorpresas, el sorteo del próximo viernes, los resultados de las pruebas PISA 2012 o la vuelta de Nacional a la punta del Apertura son tan solo algunos, y seguramente podría seguir con otros. De hecho, de lo que quiero hablar hoy es de un tema diferente de los mencionados anteriormente, de algo a lo que hace casi un año atrás le dediqué una entrada y que hoy, tras una actuación descollante en un terreno de juego, definitivamente merece otra.

Luis Suárez. Ese delantero uruguayo de veintiséis años que defiende la camiseta roja del Liverpool de Inglaterra, probablemente la de más historia de aquel país. Historia con la que Suárez coquetea y muy de cerca, porque, siendo sinceros, la actualidad del equipo de Anfield dista mucho de los logros a lo largo de su historia. Pero el uruguayo es otro cantar, es de otra categoría; no podemos hablar de Liverpool sin mencionarlo y tal vez sí podríamos hablar de él olvidándonos del equipo. Sus actuaciones, en especial la de hoy, son simplemente para admirarlas, para disfrutarlas, para disfrutar del fútbol, de su fútbol.

Luisito alcanzó hoy la punta en la tabla de goleadores de la English Premier League, habiendo dado cierta ventaja en cuanto al número de partidos, ya que se perdió las fechas de inicio de la temporada por la sanción que acarreaba de la anterior. Además, hoy rompió un récord de esos que dan para pensar: fue la tercera vez que le hizo un hat-trick (aunque metió cuatro goles en realidad) al mismo equipo; Norwich recibió diez goles del salteño en cuatro partidos, una marca impresionante.

Pero sería injusto si solo dijera que hizo cuatro goles hoy, aunque esto ya de por sí sea mucho, porque cada uno de los goles tuvo algo de especial. Y cuando digo especial me refiero a que fueron goles que no se ven todos los días, diría que fueron golazos e, incluso, temo quedarme corto, en especial con el tercero. Para colmo, cuando el partido ya estaba 4 a 1, tras convertir sus goles, Suárez asiste a un compañero para poner el quinto. Encima eso.

Ya no solo puede describírselo como un futbolista con ambición, con sed de ganar, con muchas ganas y empuje, que va a todas. Eso es cierto, sin embargo, hay más. Estas cualidades no pueden explicar los rendimientos que ha ido desarrollando de forma creciente desde que está en Europa o, mismo, desde que la está rompiendo en Liverpool. El talento de Suárez es único. Lee las cosas antes de que pasen, anticipa en todo el sentido de la palabra, está siempre dos segundos más rápido que los demás; no baila en el césped como lo hace por ejemplo Iniesta, hasta parece trastabillar cuando conduce, pero es una luz, se mueve con rapidez, tiene una fuerza explosiva que da miedo.

Y cuando está derecho, está derecho. Ya lo sabe la selección de Chile, a la cual le hizo cuatro goles en el Centenario en la pasada Eliminatoria. Hoy fue una réplica de aquello en cuanto a la precisión, cada tiro era medio gol, tenía olor a gol. Así fue en sus dos remates desde fuera del área, uno un tremendo disparo y el otro también pero tras una acción previa exquisita, digna de unos pocos; en el segundo tanto, donde pateó de zurda en el corazón del área chica; o en su cuarto tanto, tras efectuar un tiro libre con una curva y una precisión perfectas.

Los compañeros de Luis Suárez ya lo saben, incluido Gerrard, quien le cedió la mayoría de los tiros libres, hay que seguirlo a él, al hombre sudamericano, al que con sus rendimientos descollantes gana partidos; hay que acompañarlo, intentar dársela en todo momento, que él, esté donde esté, va a inventarse algo, ya sea en acción individual o en una descarga que terminará, segundos más tarde, con la culminación en sus pies. Ese es Suárez, y Liverpool lo necesita. Sin él, sería un equipo triste de mitad de tabla. Con él, bueno, puede darse el lujo de estar en los primeros puestos de la liga inglesa.


Primera entrada en donde hablo de Luis Suárez: Influencia Suárez.

Compacto del partido de hoy: Liverpool 5-1 Norwich.

No hay comentarios:

Publicar un comentario