28 ene. 2014

Blue Jasmine


Una película que me resultaba totalmente desconocida hasta que fui a verla. No sabía con qué iba a encontrarme, pero mis ganas por regresar al cine eran demasiado grandes como para detenerme en la nimiedad de saber cuál cinta iban a pasar o de qué iba justamente.

Blue Jasmine me sorprendió desde el principio. ¿O debo decir que la actriz protagonista fue la que me sorprendió? Debo confesar que tengo poco conocimiento de cine pero el papel desempeñado por Cate Blanchett, encarnando a Jasmine o Janette (es la misma persona que decidió modificar su nombre por otro de “más clase”), fue soberbio. No por nada obtuvo el Globo de Oro a la mejor actriz dramática. Pero al margen del premio, creo que cualquiera que viera esta película se daría cuenta lo descollante que fue su actuación.

No quiero detenerme únicamente en ella, en Jasmine, pero toda la historia gira sobre su presencia. Se trata de una mujer perteneciente a la alta sociedad neoyorquina que desprecia a su hermana, Ginger, por tener hombres “mediocres”, según su concepto; ella en cambio se encuentra casada junto a un empresario exitoso. El problema nace cuando Jasmine se ve despojada de esa vida de fantasía, dándose cuenta que lo ha perdido todo y que la única opción para seguir viviendo, con un mínimo de dignidad, por decirlo de algún modo, es pedirle asilo a Ginger. Allí inicia la película, con ella llegando tras un viaje de avión a la casa de su hermana.


En el transcurso de la historia veremos escenas del presente donde Jasmine está con su hermana, y también ciertos flashbacks que vuelven a su mente atormentándola, como los recuerdos de su marido o una vida que anhela tener de vuelta pero le resulta casi imposible conquistarla una vez más.

Como soy bastante malo resumiendo, les dejo la sinopsis:

Blue Jasmine es la historia de una mujer, Jasmine o Janette (Cate Blanchett), en bancarrota tras el fin de su matrimonio con un hombre adinerado (Alec Baldwin). Devastada, Jasmine debe abandonar su lujosa vida en Nueva York para mudarse a San Francisco y vivir con su hermana Ginger (Sally Hawkins), donde deberá repensar su estilo de vida y rearmarse en constante juego con un pasado que la agobia.

Tomando un enfoque más general, les cuento que el escritor y director de Blue Jasmine es Woody Allen. Sin dudas se notará su presencia por la música de jazz que acompañará en gran parte de la película.

Para cerrar la entrada, no veo por qué continuar extendiéndome, les digo que los comentarios siempre son bienvenidos y si quieren dar sugerencias, tienen duda o algo por el estilo, pueden comunicarse tanto por aquí como por el formulario de contacto.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario