13 abr. 2014

Actualización del reto

El reto de los 25 se me ocurrió a principio de año y aún no lo he actualizado formalmente. Esta entrada pretende justamente eso: hacer un recuento del avance hasta el momento y también, de cierta manera, ir planteando los pasos venideros aunque sólo sea de manera tentativa.

Les cuento que llevo nueve libros leídos y ando por la mitad del décimo. Según las estadísticas llevo un 36% (y un poco más, si cuento las páginas del décimo libro) del desafío. Si bien he avanzado relativamente rápido, para lo que acostumbro a leer, debo confesar que no he podido mantener el mismo ritmo para realizar las entradas correspondientes para cada una de las obras finalizadas. Es por eso que si leen las últimas, desde que empezó el año, no verán muchas opiniones literarias.


Haciendo una breve síntesis, mencionaré los nueve libros que terminé por orden cronológico: La firma de todas las cosas, Yo vi jugar al Chino, El factor Scarpetta, La pregunta de sus ojos, Enemigos: Una historia del FBI, El arte de la guerra, El nombre del viento, El temor de un hombre sabio y Tokio Blues. Este último es del escritor japonés Haruki Murakami, también es de Murakami el que estoy leyendo en este momento: De qué hablo cuando hablo de correr.

Estableciendo al último mencionado como el “décimo”, aún quedarían quince obras para culminar el 100% del reto. No tengo claro del todo cuáles libros serán esos restantes quince, pero sí es cierto que hay una mayor claridad que la de antes, cuando hice la primer entrada del año.

Debido al gusto que le tomé al novelista Murakami, es muy factible que termine leyendo al menos una novela, o dos, más de su obra. En Tokio Blues, libro también escrito por Murakami, no sólo hablan de jazz, sino también de grandes escritos que fueron hechos durante el siglo XX. Entre ellos se encuentra El Gran Gatsby, otra obra que se sumará a mi lista. No puedo no mencionar Legado de cenizas, del mismo autor de Enemigos: Una historia del FBI. También tengo pensado leer algo de Charles Bukowski, de quien tengo interesantes referencias gracias a una amiga.

No puedo olvidarme tampoco de autores como Ken Follet y sus dos obras que aún tengo en mis reservas: Los pilares de la Tierra y Un mundo sin fin. Postguerra: una historia de Europa desde 1945, de Tony Judt, presiento que me resultará muy difícil conseguirlo, y es probable que termine descartándolo (al menos, en el corto plazo). Vuelvo a anexar El factor humano, de John Carlin, ya que es otro de los pendientes que me interesan.

Tal vez por octubre o noviembre terminaré realizando una segunda actualización del reto —en realidad podría ser antes de esos meses, no lo tengo del todo claro—. Para ese entonces espero tener ya una lista más específica con títulos bien definidos. No veo la necesidad de continuar extendiéndome más, así que acabaré la entrada por aquí.

Antes de despedirme y de decir el habitual “hasta la próxima”, les dejo el blog literario social que hemos hecho con unos amigos. Por el momento no hay mucho, pero Escritores Sin Nombre promete crecer un poco más con el paso del tiempo.

Hasta la próxima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario