18 ago. 2013

Y volvió el Tricolor

Luego de unos meses de espera sin actividad oficial, la pelota volvió a rodar hoy en el Gran Parque Central. Nacional se impuso 1 a 0 ante Racing, un rival que a priori no suponía gran resistencia.

Me parece demasiado arriesgado y erróneo emitir alguna opinión categórica o juzgar el rendimiento del equipo tras los primeros noventa minutos de la temporada.

Aún así, sí creo que hay cosas a destacar, aunque el método simplista de nuestra prensa —que suele ser así— las decida omitir. “Nacional no jugó bien”. Poco más y dicen “Nacional fue un completo desastre”. Está bien, son opiniones, pero estaría bueno indagar un poco más allá en cada cosa que se dice. Tal vez a Nacional le faltó algo de precisión a la hora de culminar y concretar, o intensidad en algunos minutos, pero, en general, realizó un digno primer tiempo. En el segundo período, y tras los cambios, perdimos posesión, y fuimos aún menos claros.

Quedó en claro una cosa: la presencia de Maximiliano Calzada para nuestro equipo no pasa inadvertida. Calzada le aporta mucha presencia al equipo, con despliegue y también algo de juego. Y no oí siquiera una mención, por más diminuta, para este jugador que no realizó un mal partido, sino todo lo contrario.

Otra vuelta que se siente y mucho es la de Iván Alonso. Para mi es el delantero diferente que tenemos en el plantel; un jugador que es tan infalible a la hora de definir una jugada como de meter un pase con mucho peligro. Pareciera que Alonso eligiera siempre la decisión más adecuada para cada su situación, y ni hablar cuando no tiene la pelota, sabe moverse y ubicarse en el área. Me encanta mucho su juego. Hoy tuvo una ocasión bastante clara, que se ensucia un poco y él aclaró, quitándose un defensor de encima; finalmente terminó en una atajada de Contreras y gol de Ignacio González en segunda instancia.

Guillermo De Los Santos tuvo su debut oficial hoy con la casaca blanca. De su juego puedo destacar esa rapidez que tiene, que en muchas ocasiones nos va a venir más que bien, porque le permite realizar cruces, despejar el peligro o cubrir a sus compañeros. Pero además de eso, tiene criterio para la salida. Y en los minutos que lo he visto —hoy y en el amistoso ante Atlético de Madrid— ha demostrado que no le queda grande la camiseta. Ojalá continúe con una buena producción. Le da seguridad al equipo.

Ignacio González tuvo su debut, al igual que el ex Cerro, y lo hizo de buena manera, al menos, colmando mis expectativas. El tipo sabe jugar, me da igual si es serio o si parece que transmite poco, se lo trajo para jugar, al fin y al cabo, esto es fútbol, y para jugar al fútbol hay que saber jugar al fútbol. Resulta un poco extraño que lo aclare, pero es así. En los primeros cuarenta y cinco minutos se lo vio bien, siempre que le llegó la pelota le dio continuidad a la jugada; tal vez con el pasaje de los partidos y con más fútbol en su haber, su nivel de juego pueda crecer aún más. Ojalá así sea. Este tipo de jugador es el que necesita tener a su lado Maximiliano Calzada; crece su juego. Al igual que De Pena, quien jugando en la ubicación de hoy, le da a Nacional algo más de lo que le daría siendo un presunto carrilero. El juvenil con confianza le aportará lo suyo al equipo, pero le falta un poco más de eso, confianza.

Otra mención, que me parece buena hacer, es para el Canguro Porta. Tal vez se lo vio un poco apresurado a la hora de decidir, no tiene la visión de Alonso para jugar, pero al menos sí enchufado. Intentó entrar en contacto con asiduidad, y eso es positivo. Él también puede darle mucho al colectivo de Nacional.

Juan Manuel Díaz se podría decir que hizo un partido aceptable. Si bien a veces me molesta su sistemática manera de levantar centros, sin ver en realidad adónde hay que colocar la pelota, hoy tuvo algunas combinaciones con De Pena que fueron interesantes. En cuanto a la marca creo que no hay mucho que criticarle, pero sí cuando recupera la pelota en posiciones muy bajas, y deja comprometido al equipo con sus despejes bastante flojos. Álvarez tal vez sin tanta profundidad, y también le veo cosas que no me gustan, pero no hay muchas alternativas en el plantel.

El Chino Recoba entró y en la única jugada que tuvo, de las pocas pelotas que tocó, casi se manda un golazo. Un remate que pasó un par de metros por encima del travesaño, lanzado desde la mitad de la cancha. Era otra genialidad de Recoba.

Bava apenas tuvo intervenciones. Una lástima la expulsión de Scotti. Santiago García entró más a luchar que a jugar. Arismendi estuvo bastante bien en la posición que se le asignó, delante de los centrales. El Rafa García, que entró por Alonso faltando algunos minutos, cumplió de manera aceptable su tarea, no hay mucho que decir.

En general, rescato la intención de Nacional. Porque hubo intención de manejar con criterio la pelota, repito, sobre todo en el primer tiempo, y en base a eso, teniendo la manera, sólo falta algo de continuidad para ejecutarla mejor. Jugadores de calidad hay.

Y creo que eso es todo por ahora. Hasta la semana que viene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario