21 nov. 2015

Unas palabras sobre The Leftovers



Recuerdo que terminando la cuarta temporada de Juego de Tronos, en HBO se anunciaba el estreno de una nueva serie. No era ni soy un gran amante de las series. De hecho, si me enganché con Juego de Tronos se debió a la curiosidad de ver en la tele una historia que conocía tras leer unos libros maravillosos y a la gran adaptación y fidelidad que, sobre todo las primeras temporadas, tuvieron. Pero dejando de lado esto y regresando al principio, la serie en cuestión era The Leftovers. No sé cómo, pero ver aquellos anuncios, seducido sobre todo por la música de los adelantos, hizo que me planteara seriamente verla. Y lo hice.


20 nov. 2015

Jonah Lomu, una verdadera leyenda



A veces no importa en qué idioma esté una canción, aunque no entendamos la letra podrá cautivarnos de todos modos, ya sea por su melodía o el rasguñar de una guitarra. Llevado este caso al mundo del deporte, sucede muchas veces que no somos ni seguidores habituales, ni fanáticos o algo parecido, pero podemos darnos cuenta rápidamente cuando nos encontramos ante algo especial, que no ocurre siempre, que simplemente nos dedicamos a observar y disfrutar. Esta entrada surge a partir de un hecho así. Es un breve recordatorio de alguien que ya no está, pero que ha creado con su juego una verdadera leyenda.


18 sept. 2015

Open: Memorias


Me enervan los que no tienen dudas
y aquellos que se aferran
a sus ideales sobre los de cualquiera.
Francisco M. Ortega Palomares “Ideario”

Este libro nos acerca de manera única a uno de los tenistas más “rebeldes” de las últimas décadas. Me refiero al estadounidense Andre Agassi, retirado del circuito profesional en el año 2006. Aquel que en sus inicios llevaba cabellos largos y vestía ropa poco convencional para la época y el mundo del tenis.

En Open: Memorias, Andre Agassi nos narrará su vida desde su infancia hasta su retiro del mundo profesional, y también un poco más allá de éste. Pero por sobre todas las cosas, y gracias a lo anteriormente mencionado, conoceremos a la persona detrás de la imagen mediática que el mundo creó de él (y que en parte el propio Agassi ayudó a crear), desterrando mitos o percepciones equivocadas. Es así como sabremos de su “odio al tenis”, aunque suene extraño e inverosímil; o su visión frente a este deporte, verlo como una soledad que se le antoja insoportable.


24 ago. 2015

Querido John

En esta entrada, luego de un mes sin publicar, hablaré sobre la novela de Nicholas Sparks titulada Querido John. Debo decir dos cosas al respecto para empezar. La primera y siendo un tanto redundante en los términos, es que es la primera novela romántica, totalmente romántica, que leo. La segunda, ya no recuerdo si era esto lo que iba a decir, es que sin conocer lo “rosa” potenciable de este tipo de novelas, intuyo que no lo es tanto. Más allá de que la historia gire en torno al amor de dos personas —esto en esencia—, habrá otras cosas que la enriquecerán en buena medida.

La lectura no resulta pesada, de hecho, es bastante ligera y las doscientas setenta y seis páginas —en español— podrán pasar muy rápido sin demasiados inconvenientes.

Nos encontramos en la piel de John Tyree, un muchacho norteamericano que luego de no encontrar demasiado sentido a su vida se alista al ejército. Quiere cambiar en parte los últimos meses de su vida, empezar de nuevo, y tras terminar con su novia ve una oportunidad allí, alistándose en las fuerzas armadas de su país. No mucho tiempo después será enviado a Alemania, pero no me detendré en más detalles respecto a esto ni a los viajes que debe realizar como soldado.


11 jul. 2015

45 veces campeón

Después de un semestre que consolidó a Nacional como el mejor equipo del fútbol uruguayo, obteniendo catorce victorias en quince partidos, llegó el 2015 con más de un tropiezo. La eliminación en la primera fase de la Copa Libertadores y un rendimiento colectivo que no encontraba sus mejores actuaciones, fueron sembrando dudas de cara a la definición. Porque a pesar de lo que ocurriera en el torneo Clausura, Nacional iba a estar en la final del campeonato uruguayo. Finalmente, una vez comenzada la final, las dudas quedaron a un lado y el equipo tricolor exhibió una de las mejores expresiones de la temporada en el último partido; la final que lo coronó campeón por cuadragésima quinta vez en su historia.



A veces resulta paradójico que se juegue durante un año para que todo se resuma y termine definiéndose en noventa minutos de fútbol (sumándose treinta más, por el tiempo extra). Nacional llegaba a la final con la ventaja deportiva de haber conquistado, además de un torneo corto, la tabla acumulada. Ganando el primer partido de las finales, sería campeón. Y así fue.


8 jun. 2015

El Caballero Errante

Unos ochenta años antes de que Robert Baratheon fuera nombrado rey de los Siete Reinos, vivió un muchacho del Lecho de Pulgas que se transformaría en el escudero de un caballero errante. No tenía un verdadero nombre ni tampoco apellido, pero se lo conocía como Dunk. Con el paso de los años, el niño daría paso al hombre y Dunk dejaría de ser un simple escudero para convertirse en caballero, para convertirse en Ser Duncan el Alto. El viejo, como él llamaba a quien había servido durante mucho tiempo, lo armó caballero poco tiempo antes de morir. Aquí es donde inicia nuestra historia de hoy.



El Caballero Errante fue publicado originalmente en 1998 (edición inglesa), pasando a formar parte del conjunto de novelas cortas conocidas como “Los Cuentos de Dunk y Egg”, considerados una precuela de Canción de Hielo y Fuego. Asimismo, luego de publicarse el tercero de estos «cuentos», se recopilaron en un libro llamado “El Caballero de los Siete Reinos”.

3 jun. 2015

Debut en Nueva Zelanda

En la madrugada del pasado domingo, Uruguay inició su participación en la Copa del Mundo de la categoría sub 20 con una victoria ante Serbia. La diferencia fue de un solo gol, marcado por Gastón Pereiro —uno de los creativos del equipo—, y la misma se mantuvo gracias a las continuas intervenciones del arquero uruguayo. En esta entrada intentaré hablar de la actuación Celeste en dicho encuentro y destacar, al mismo tiempo, los nombres de algunos futbolistas serbios que me parecieron interesantes.



Antes de hablar del partido en sí, quisiera mencionar algunas cosas del conjunto europeo. En primer lugar, me gustaría mencionar que Serbia disputó diez partidos durante el campeonato europeo sub 19 de 2014, certamen que lo clasificó al presente mundial, y no perdió en ninguno de ellos. En las rondas finales, de hecho, enfrentó al campeón Alemania y al subcampeón Portugal —empató en ambos encuentros—. Frente a los lusitanos tuvieron que definir por penales quién pasaba a la final del Europeo; Serbia perdió esa definición. Todo esto lo menciono para dimensionar, de alguna manera, el nivel del equipo con el que nos tocó debutar.


13 abr. 2015

Cuando la pasión se va

Romperé esta inactividad con una entrada más bien reflexiva, que tendrá al fútbol, y sus consecuencias, como el protagonista. ¿Alguna vez se han puesto a pensar qué sería, para aquellos que nos encanta, la vida sin el fútbol? No lo tendríamos a modo de entretenimiento, en el caso de ser espectadores neutrales, pero tampoco como medio para sentirnos un poco mejor (o peor, en caso de derrota) y disfrutar en caso de que nuestro equipo sea el que juegue, ni tampoco como mecanismo para hacer bromas. Pero si existiera —como existe— y tuviéramos esa preferencia por un club, ¿cómo sería afrontar la perspectiva de que dicho club desaparezca?


La idea de que ciertas instituciones desaparezcan, así como así, dada su importancia y lo fuertemente arraigadas que están en la sociedad, parece imposible. Un caso concreto, en Uruguay por ejemplo, serían Nacional y Peñarol. Evidentemente, la existencia de los demás clubes, muchos de ellos con más de cien años de vida (o cercano a ello), no debería verse amenazada. ¿Pero y si alguno desapareciera, ya fuera por deudas? Quedaría un vacío enorme, eso es evidente. Pero repito, la idea se hace difícil de dimensionar porque parece muy poco probable.

24 feb. 2015

Caminando en Europa, tropezando en casa

Detrás de una idea, un equipo va creciendo con el paso del tiempo. La idea puede variar de un equipo a otro, pero lo que no cambia nunca es la consolidación que se expresa a través del tiempo. Evidentemente esto no siempre concluye con éxitos; en cada competencia solo un equipo resulta vencedor. Pero a pesar de esto, cuando la idea nos identifique y ese club, bajo nuestra óptica, “juegue bien”, lo recordaremos aunque no sea campeón. Lo que no podemos pasar por alto, y más que nunca en la actualidad, es que lo que se construye con el tiempo, se destruye con el dinero.

Conquistar dos ligas alemanas consecutivas, teniendo al Bayern de Múnich como potente competidor, y ser el equipo sensación de Europa en la siguiente Liga de Campeones, no puede ser nunca debido a la casualidad. Borussia Dortmund, a base de un fútbol que me identificó, consiguió esas cosas. Pero lo que Klopp fue capaz de ir desarrollando, con la presencia en cancha de Götze, Reus y Lewandowski —nombro los ofensivos a modo de presentación y brevedad, pero no por ello desconozco la labor y la calidad del resto—, el dinero del gigante alemán lo fue reduciendo a cenizas.

31 ene. 2015

Sudamericano de celeste

En toda competencia que involucre a Uruguay siempre existe un entusiasmo y una ilusión, justificados en algunos casos y tal vez no tanto en otros. Este Sudamericano sub 20, creo yo, se encuentra entre los primeros. Uruguay recibe el certamen como anfitrión y eso poco sirve a ciencia cierta en cuanto a posibilidades de obtenerlo, pero la confianza en el entrenador actual y en algunos de los futbolistas, y también en el equipo que podría crearse, estaba y está.



8 ene. 2015

Mundial de Clubes de ocho equipos

La idea de esta entrada no es centrarme en la edición de la competición que coronó como campeón al Real Madrid. En realidad intentará ser una crítica al actual sistema de disputa y, yéndonos un poco más allá de los límites de la realidad, compartir un par de ideas de cómo podría ser esta competición un poco más atractiva de lo que es.


CRÍTICAS

Empecemos por el punto de mayor debilidad que tiene el Mundial de Clubes. Aquí no creo que haya dos opiniones, cada equipo participante —que en su mayoría se gana el derecho de manera razonable, dominando su confederación— posee un nivel bastante diferente y desproporcionado: no tiene el mismo nivel un campeón de Europa que uno de Oceanía (posiblemente la comparación más extrema). Ello no le quita el derecho al “débil” equipo oceánico a participar. Sin embargo, ¿alguien puede explicarme por qué el campeón del país anfitrión, elegido arbitrariamente por la FIFA, tiene el derecho a participar? En las primeras ediciones fue el caso de Japón, y en estas últimas dos, de Marruecos. Podrán decirme que en la edición de 2013 el conjunto marroquí peleó el título, pero esto va más allá de su nivel: ¿merece verdaderamente participar en un Mundial de Clubes?

6 ene. 2015

Un reto incumplido

Esperaba que las cosas fueran más simples. Veinticinco no parecía ser un número elevado para las lecturas de 2014. De hecho, no lo fue del todo. Pero al no llegar a dicho número, el reto, automáticamente, queda como incumplido. Las clases, las pruebas y los viajes —no vivo en Montevideo, viajo a diario en época de clases—, conspiraron con que no pudiera cumplir lo propuesto.

Pero en realidad ya no tiene demasiado sentido ver la parte del vaso que aún continua por ser completada, y de ahí nace la idea de esta entrada. Repasaré las veintitrés lecturas que sí pude terminar y, en breve, iré hablando de cada una de ellas, además de adjuntar —en caso de que existan— sus respectivas entradas (intento de reseñas y opiniones pertinentes).

Recordando el año pasado en libros…