12 dic. 2013

Decepción italiana


Este miércoles finalizó la última jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League 2013/14. Los dieciséis equipos que pasarán a los enfrentamientos directos sabrán sus respectivos rivales el próximo lunes. Entre ellos se destaca la presencia de los cuatro combinados ingleses y alemanes; completan la lista tres españoles, un francés, un turco, un ruso y un italiano. Destaco la presencia de los equipos de los primeros dos países porque pasaron todos los que participaron.

Incluso puede apreciarse como la otra liga fuerte de Europa, España, quien también cuenta con cuatro participantes, tuvo una buena primera fase: Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid avanzaron. Los tres equipos antes mencionados fueron líderes de sus respectivos grupos, dominando cada zona con propiedad, distanciándose sensiblemente de sus rivales.

El caso bastante llamativo es el de Italia. Ese país tiene tres participantes en la fase de grupos cuando hace un par de temporadas (hasta la 2011-2012) tenía cuatro. La pérdida de una plaza se debe a los malos resultados que han arrojado en los últimos años los equipos italianos en la máxima competición en contraste a los buenos rendimientos de los equipos alemanes. No cabe dudas de que la UEFA acertó en el cambio: los cuatro alemanes en esta edición han avanzado mientras que sólo un italiano de tres logró lo mismo.

A pesar de esta tendencia, de la caída de la liga italiana, esta temporada de la UEFA Champions League había hecho soñar sobre todo a un equipo italiano: Juventus. Se trataba del último campeón de aquel país y que en la edición pasada había llegado a los cuartos de final, cayendo con el campeón Bayern Múnich con igual resultado de 2 a 0 en ambos juegos. Sorprende el hecho de que no haya entrado entre los dos mejores equipos en su grupo, ya que Galatasaray le “robó” su puesto. Sin dudas es otro golpe para los italianos.

El equipo napolitano tampoco pudo avanzar de ronda, aunque en su caso fue distinto. No contaba con la responsabilidad de Juventus y su grupo era realmente complicado. Basta con decir que tanto ellos como Borussia Dortmund y Arsenal terminaron empatados en puntos, es decir con doce. Cerró ese grupo, con un sorpresivo cero puntos, el Marsella de Francia. Napoli estuvo allí, cerca, más cerca que Juventus.

El tercer italiano que había llegado a la Champions es el AC Milan, quien clasificó en la última fecha tras empatar 0 a 0 con Ajax. Los rossoneros pasaron como segundos de su grupo, con un punto más que los holandeses. Para la grandeza de este equipo y sus logros a lo largo de su historia, la campaña puede tildarse como pobre. Es más, desde hace un par de temporadas (por no decir alguna más), Milan no está en los primeros planos como candidato firme para conquistar Europa una vez más. Y eso es preocupante no sólo para ellos, también para Italia en general.

El último logro considerable de los italianos es la conquista de Inter de Milán en 2010 ganándole en la final a Bayern Múnich. Pero desde esa edición ningún conjunto italiano (ni Inter, Milan o Juventus) ha superado la barrera de los cuartos de final. Esto último es equivalente a decir que no han llegado hasta semifinales, al menos, desde el año en que Inter fue campeón. Esta temporada no parece que haya grandes novedades, Milan no está a la altura de equipos como Bayern Múnich, Real Madrid, Barcelona, Borussia Dortmund, PSG o Arsenal (por nombrar los que considero principales). Debido a lo anterior, sólo por “suerte” en el sorteo podría llegar a una ronda más o una ronda menos, pero no veo grandes opciones de que llegue lejos como a semifinales.

Mientras alemanes, ingleses y españoles se fortalecen, los italianos se debilitan, agudizando esa ‘decepción italiana’ que se ha agravado en los últimos años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario