18 sept. 2015

Open: Memorias


Me enervan los que no tienen dudas
y aquellos que se aferran
a sus ideales sobre los de cualquiera.
Francisco M. Ortega Palomares “Ideario”

Este libro nos acerca de manera única a uno de los tenistas más “rebeldes” de las últimas décadas. Me refiero al estadounidense Andre Agassi, retirado del circuito profesional en el año 2006. Aquel que en sus inicios llevaba cabellos largos y vestía ropa poco convencional para la época y el mundo del tenis.

En Open: Memorias, Andre Agassi nos narrará su vida desde su infancia hasta su retiro del mundo profesional, y también un poco más allá de éste. Pero por sobre todas las cosas, y gracias a lo anteriormente mencionado, conoceremos a la persona detrás de la imagen mediática que el mundo creó de él (y que en parte el propio Agassi ayudó a crear), desterrando mitos o percepciones equivocadas. Es así como sabremos de su “odio al tenis”, aunque suene extraño e inverosímil; o su visión frente a este deporte, verlo como una soledad que se le antoja insoportable.


Desde los entrenamientos en el patio de su casa con su padre y el temible “dragón” —máquina que escupe pelotas de tenis, una detrás de otra—, a las afueras de Las Vegas, pasando por la academia de tenis en Florida, donde se entrenó en su adolescencia, y toda su vida profesional, hasta sus últimos proyectos fuera del mundo del tenis. Seremos cercanos partícipes de esta historia. Esto sería una especie de esqueleto, pero el libro es más profundo; relaciones personales, con su padre, uno de sus hermanos, su mejor amigo, sus vínculos amorosos, sus entrenadores, entre otros, serán parte de las memorias de Andre. Y conocerlas también será crucial, así como la rivalidad que va a ir creando contra varios tenistas de su generación.

«Odio el tenis, lo detesto con una oscura y secreta pasión, y sin embargo sigo jugando porque no tengo alternativa. Y ese abismo, esa contradicción entre lo que quiero hacer y lo que de hecho hago, es la esencia de mi vida.»

La manera en que desnuda sus memorias, en que va narrando los sucesos y sus pensamientos, hace que el lector vaya creando cierta empatía con este tenista incomprendido por muchos. Y la palabra contradicción se podrá apreciar en muchas cosas, y creo yo que esto es uno de los puntos que hacen al relato más humano y creíble. Haber dejado el secundario porque no le agradaba y años después invertir grandes sumas de dinero en un instituto privado —no de tenis, sino de educación escolar y liceal—, creándolo desde cero y orientado a niños de pocas posibilidades, me parece de las cosas más maravillosas que podremos desvelar.

Síntesis de la editorial:

Siendo un bebé, le pusieron una raqueta de juguete en la mano. Desde entonces, Agassi no ha hecho otra cosa que golpear pelotas de tenis. Su padre, obsesionado en convertirlo en un astro del deporte, construyó una máquina (el dragón) que disparaba 2.500 pelotas al día contra el pequeño Andre. Open es la semblanza a corazón abierto de Andre Agassi, que en estas memorias se muestra tal como es: un hombre que debió enfrentarse a las presiones de su familia, de la fama, pero que siempre conservó el valor de la amistad y un sentido altruista de la vida. En esta cautivadora autobiografía, Agassi revela, con sentido del humor y ternura, una vida definida por la contradicción entre un destino impuesto y el anhelo por complacer a quienes lo han sacrificado todo por él.

Para finalizar la entrada, e irme despidiendo, quiero decir que me dejó una muy buena impresión este libro. Lo compré porque me generaba mucha curiosidad —quería saber un poco más de ese tal Andre Agassi—, y vaya si ha valido la pena leerlo. Para los amantes de los deportes, por sobre todo, me parece una excelente oportunidad para conocer en profundidad a una personalidad que estuvo en la élite del deporte, con todas las exigencias que implica. De más está decir que recomiendo esta lectura.


(*) El fragmento del poema que antecede a la entrada propiamente dicha, no forma parte del libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario