8 dic. 2016

Dispara, yo ya estoy muerto

Hoy quiero hablarles sobre el último libro que terminé leer hace un par de días. Se trata de un ‘pequeño’ ejemplar de poco más de novecientas páginas, que incluye hasta un glosario con aclaraciones pertinentes, y que fue escrito por la española Julia Navarro, quien además de este título cuenta con otros igual de importantes en su obra —que posiblemente lea en un futuro no muy lejano, espero—.


«Hay momentos en que la única manera de salvarse a uno mismo

es muriendo o matando»




‘Dispara, yo ya estoy muerto’ es de esos libros que me hacen cuestionarme por qué no los leí antes. Lo tenía allí, guardado, junto a otros en la biblioteca acumulando polvo, esperando pacientemente a ser leído. Y me ha maravillado.

Nombre: Dispara, yo ya estoy muerto
Autor: Julia Navarro
Género: Novela histórica
Páginas: 907 (en español)

Es nada más y nada menos que una novela histórica, cuya ubicación temporal abarca desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX, aunque podríamos decir, si quisiéramos, que llega hasta nuestros días. Esto último es así porque en realidad, la historia que se va desarrollando a lo largo de los cientos de páginas tiene lugar tras una entrevista ‘hoy’, en estos años del nuevo siglo. Es en esta entrevista en donde Marian, quien trabaja en una ONG y visita diferentes destinos para realizar informes, va hasta Oriente Próximo y habla en diversos momentos con árabes y judíos, intercambia fragmentos de la historia con Ezequiel, un anciano israelí cuyo padre nació en la Rusia de los Zares.

Como podrá intuirse, la historia, que va capítulo a capítulo avanzando, empieza en las frías y nórdicas tierras rusas. Desde allí pasaremos a Palestina, y seremos testigos, con el transcurrir de los años, de la incesante llegada de judíos, de todas partes de Europa, a dicho territorio. Seguiremos de cerca la relación de una familia árabe con otra judía que, generación tras generación, ira transformándose en un tanto más compleja.

Sin más preámbulos, aquí les cito lo que dice la contratapa de este precioso libro:

A finales del siglo XIX, durante la última etapa zarista, los Zucker, perseguidos por su condición de judíos, tienen que abandonar Rusia huyendo del horror. A su llegada a la Tierra Prometida, Samuel Zucker adquiere las tierras de los Ziad, una familia árabe encabezada por Ahmed. Entre él y Samuel nace un fuerte vínculo, una sólida amistad que, por encima de las diferencias religiosas y políticas, se mantiene generación tras generación. 
Las vidas entrecruzadas de los Zucker y los Ziad plasman la gran aventura de vivir y convivir en un territorio marcado por la intolerancia.

Si bien no lo dije antes, el marco histórico estará fuertemente presente en la trama, no pasando desapercibidas las dos guerras mundiales; sobre todo, la segunda. A su vez, la mención de personajes reales que han construido la historia ‘real’, valga la redundancia, también alimentará de realismo el devenir de los personajes que Julia Navarro ha creado para tan maravillosa novela.

Para finalizar, además de la recomendación del libro, quiero comentarles que en cuanto al tema que abarca, he quedado con más dudas que certezas. Así que no tendré otra opción más que leer un poco más sobre dicho asunto, y ver si así me resulta posible comprender un poco más la situación compleja que, hasta en la actualidad, viven árabes y judíos.

Hasta la próxima.

3 comentarios:

  1. Muy buena entrada, en definitiva pienso añadirlo a mi lista de libros pendientes para verano.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tomarte el tiempo de comentar, Sheyla.

      Este es uno de esos libros que valdría la pena volver a leer.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Ya lo creo. Y es que la verdad, me llevé una grata sorpresa al ver que volviste a publicar, espero con ansias la siguiente entrada de esta sección

      Saludos!

      Eliminar