25 oct. 2013

Sub 17: La primera fase de Uruguay

La selección uruguaya disputó sus tres partidos de la fase de grupo con rendimientos que ilusionan. Si bien Nueva Zelanda, a priori, podía resultar ser un rival sensiblemente más débil, tanto Italia como Costa de Marfil son equipos interesantes que tienen recursos como para dar batalla a lo largo del Mundial.

VS NUEVA ZELANDA. Como dije anteriormente, el equipo oceánico parecía ser el más flojo del grupo y los hechos terminaron confirmando esa premisa: perdió los tres partidos. Sinceramente no puedo extenderme demasiado, ni imaginar cómo se dieron los partidos frente a Italia y Costa de Marfil, pero Uruguay lo vapuleó anotándole siete goles.

En este partido, siendo además el debut de los celestes en la cita mundialista, hubieron varios jugadores que sorprendieron con su nivel (porque no los conocía) y otros que ratificaron lo hecho en el Sudamericano. Leandro Otormín, futbolista de Nacional, no jugó el pre-mundial y hoy entendemos por qué el entrenador uruguayo Fabián Coito lo seleccionó a pesar de ello. Condiciones le sobran: manejo de pelota, explosión y facilidad para regatear.

Otro de los tricolores presentes es Marcio Benítez, un futbolista con un físico bastante potente para la categoría que tiene la particularidad de poder jugar en cualquier posición ofensiva: contra la banda, a la altura del armador, o unos metros más adelante, cerca del área. Marcio sabe definir y asistir, cosas que lo convierten en una pieza clave dentro de la estructura de Uruguay.

Después están Kevin Méndez (posiblemente sea el de más talento y a veces peca de individualista; es difícil criticarle, es su manera de jugar), Franco Acosta (se ganó la titularidad en el Sudamericano; tiene velocidad, mucha, y además está bastante certero a la hora de definir) y Franco Pizzichillo (de lo mejor que ha mostrado Uruguay; ha jugado como mediocentro, pero tiene todo para jugar de “10” y lo ha hecho algunos minutos), entre otros.

VS COSTA DE MARFIL. Posiblemente este fue el partido más duro de la primera fase. Los africanos lograron imponerse en base a su intensidad y, en muchos casos, al físico privilegiado que tienen. Llegaron además a la ventaja tras un rechazo fallido de Joel Bregonis (otro de los tricolores de Uruguay). A partir de aquí Uruguay pareció tener otra actitud (al igual que los africanos) y fue pudiendo lograr hacerse de la pelota y jugar.

Gracias a la insistencia durante el segundo tiempo, y algún cambio que permitió darle más fuerza al equipo, Uruguay llega al empate (diría que de manera merecida) en una acción fortuita tras un par de rechazos y desinteligencias en el área marfileña. Franco Acosta, el rápido atacante proveniente de Fénix, fue el encargado de sellar el empate en un partido que olía a derrota. Aquí vale destacar a Pizzichillo los minutos que jugó más adelantado y las ganas que trajo desde el banco Gonzalo Latorre.

VS ITALIA. Gracias al partido ante los africanos, y para darle un poco de descanso a Franco Acosta, Latorre fue titular ante los italianos. Le dio al equipo su fuerza y sus ganas desde el minuto cero. Uruguay parecía ir inclinando la balanza a su favor, llegando una y otra vez, pero fueron los italianos quienes marcaron el primer gol del partido. Los celestes, que jugaron de blanco, no se resignaron y en la intensa búsqueda llegaron al empate.

De este partido me parece justo destacar al arquero italiano Simone Scuffet. Mostró unas habilidades impresionantes (reflejos y agilidad) para evacuar las continuas llegadas de los uruguayos. En sus manos estuvieron gran parte de las posibilidades de la azzurra.

Finalmente, mediante un disparo seco, Marcio Benítez venció a Scuffet y colocó la ventaja para Uruguay. El partido se iría con el 2 a 1 en el marcador. Así se llegó, tras dos victorias y un empate, al primer puesto del Grupo B.

Con los partidos que se han hecho y viendo algunos rivales de otros grupos, da como para ilusionarse. Uruguay tiene jugadores y fundamento en su juego como para dar pelea y estar definiendo este Mundial Sub-17. Ojalá que en los próximos enfrentamientos evitemos a los africanos (posiblemente, desde el aspecto físico, los más duros).

No hay comentarios:

Publicar un comentario