26 ago. 2016

La nueva era de los Ciudadanos


Manchester City se ha consolidado en las últimas temporadas como un equipo dispuesto a pelear el campeonato inglés, llegándolo a ganar en dos oportunidades. Pero la deuda, en donde han quedado cosas pendientes, parece ser la máxima competencia europea, tomando en cuenta el dinero invertido en el club. Lejanos resultan los tiempos en donde Robinho llegaba al equipo de camiseta celeste como fichaje estelar, acompañado de un sinfín de futbolistas de todas las nacionalidades.

Sin embargo, desde un tiempo a esta parte, el dinero ha sido, evidentemente, usado en alta dosis, pero de una manera más integral. Con esto, se ha propuesto invertir en diferentes áreas y no solamente en compra de futbolistas mundialmente reconocidos, donde se gastó sus buenos millones. Aquí hablo, en parte, de la academia de juveniles, y antes que esto, de la ‘cabeza’ del proyecto deportivo, donde Barcelona parece ser un punto importante en cuanto a una referencia deseada.

Pero esto último no es algo novedoso de esta temporada, entonces, ¿por qué podríamos llegar a pensar en el surgimiento de una nueva era? Hay dos cosas en las que pienso detenerme: la primera de ellas, un tanto obvia ya, la llegada de Pep Guardiola y su paradigmático modelo de juego. La otra, tal vez un tanto superficial, pero no por eso menos visible, la vuelta, de cierta manera, a un pasado no tan lejano, pero tampoco cercano, y con él, la adopción de un escudo nuevo con aire renovador y moderno, pero, al mismo tiempo, teniendo consigo parte de la historia de los ciudadanos.

Evidentemente, para poder hablar y analizar sobre el funcionamiento del equipo de Guardiola y todas las novedades que podamos encontrar, necesitamos tiempo y partidos. Sólo el tiempo y los partidos disputados, en las diferentes competencias que Manchester City deberá afrontar, nos darán una idea aproximada de qué será lo buscado por el entrenador catalán en este nuevo desafío que ha decidido transitar. Los laterales por dentro y una mayor participación de Agüero, con su consiguiente visita frecuente a la red, pueden ser dos de muchas cosas que disfrutaremos esta y las siguientes temporadas.

EL NUEVO ESCUDO

Deteniéndome brevemente en la nueva insignia del club celeste de Manchester, valen destacar tres cosas que lo caracterizan y vinculan con la ciudad: la nave, que ha aparecido sin excepción en los escudos anteriores; tres franjas que simbolizan los tres ríos considerados el alma de la ciudad; y por último, la rosa, herencia histórica del club, representando la conexión con Lancashire. Además aparecerá por primera vez el año de fundación de este longevo club, cuyos inicios se remontan al siglo XIX y han sido recordados en este pasaje.


Sin la necesidad de extenderme más, cierro la entrada prometiendo nuevos capítulos acerca del nuevo Manchester City de Pep Guardiola, procurando, en la medida de lo posible, seguir lo máximo posible su campaña y disfrutando, al mismo tiempo, del fútbol que estoy seguro que expondrá.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario