11 may. 2017

Pensando me di cuenta



Cuando era chico, en mi infancia, repetía frases como «Ganar no es lo más importante, es lo único», «El mejor es el campeón», «Los goles no se merecen, se hacen», «Gana el que hace más goles». Transcurrió un tiempo prudencial en donde crecí y dejé de ser un niño, y empecé a hacer algo que hasta entonces no hacía: pensar.

Pensando me di cuenta que ganar no es lo único o lo más importante, sino lo más codiciado. Porque todos quieren sentirse ganadores, sentirse exitosos, porque perder es sinónimo de fracaso y el segundo es siempre el primer fracasado. Quien pierde hace todo mal y hay que desecharlo. Quien gana hace todo bien y hay que enaltecerlo. Vaya mentira. De aquí me bajo.

Pensando me di cuenta que no siempre el que sale campeón es el mejor. Usualmente lo es, pero no siempre. Hungría fue el mejor equipo del Mundial de 1954 pero ganó Alemania. Holanda lo fue en 1974 pero ganó Alemania. No es mero capricho, vean esos partidos. Y más allá de los partidos en sí, piensen qué equipos han inspirado e influido en el devenir. Basta con observar a la Alemania actual, campeona del Mundo. España fue el mejor en 2010 y fue campeón. Pero no podemos negar los anteriores casos, que son tan solo dos de muchos otros.

Pensando me di cuenta que las últimas dos frases citadas del primer párrafo son tan ciertas como vacías. Porque los goles se hacen, sí, pero valoremos la búsqueda constante de querer convertir. Valoremos la intención de hacerlos, no el gol por el gol en sí, que puede darse por situaciones desafortunadas. Lillo diría algo así como "trabajemos en la probabilidad, no en la posibilidad".

Pensando me di cuenta que el 95% de los programas de fútbol, ya sea de televisión o radio, sirven para cualquier cosa menos para aprender de fútbol. Ni hablar de algunas webs o periódicos. Por eso ya no miro más que un programa televisivo, cuando puedo y recuerdo que está los lunes a las 22:00. Porque en realidad, prefiero ver partidos, y preferiría poder escuchar el sonido del ambiente en el estadio, el ruido del público y el 'tac, tac' de la pelota al ser golpeada.

Pensando me di cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario