12 jun. 2014

Ha llegado Brasil 2014

La pelota se mueve de un pie hacia otro, el tiempo parece detenerse como si lo demás fuera meramente secundario y el mundo mira hacia un único lugar. El Mundial ha llegado y es innegable, o eso, en realidad, ocurrirá en unas pocas horas, cuando Brasil y Croacia se enfrenten en el partido inaugural. Desde Sudáfrica hasta ahora han pasado cuatro años, muchas cosas, muchos partidos, ya fueran por clasificatorias o amistosos internacionales, lo cierto, al menos para mí, es que se han pasado volando.

Con esta entrada no pretendo nada claro ni específico, faltan unos veinte minutos para que sean las dos de la mañana y no ando con muchas luces que digamos. Sin embargo, no me parecía correcto no hacer una mención, por más mínima que sea, acerca de la Copa del Mundo, ese evento deportivo que a tantos nos gusta  (ver Sensaciones Mundialistas).


Mañana, que en realidad ya es hoy, jueves, se dará la fiesta de inauguración y el primer partido de la competición, donde los anfitriones deberán enfrentarse a los croatas del Báltico. Pero pareciera que el plato fuerte vendrá el día viernes, donde se cerrará el Grupo A con México-Camerún y se abrirá el Grupo B con sus dos partidos, aunque el primero de ellos es el que promete y mucho: España y Holanda, campeón y subcampeón del Mundial anterior, un partido que a priori se antoja imperdible. En el otro se verán las caras Chile y Australia; la selección sudamericana terminará compitiendo, al menos en mi opinión, con las europeas por esas dos plazas para los octavos de final.

Para no pasarlo por alto, y porque es mi selección, destaco que el día sábado Uruguay hará su debut en el mundial de tierras brasileñas ante Costa Rica, quien se presume como rival más débil que nos tocará enfrentarnos. Es cierto que el primer partido tiene una cierta cuota de enigma porque no podemos comprobar previamente cómo han llegado los equipos a la competición o cómo han rendido en su alta exigencia, pero ¿acaso era preferible cruzarnos como primer partido ante las otras selecciones europeas? No lo creo.

No pretendo extenderme mucho más de lo hecho hasta ahora, no lo veo necesario, y es muy probable que a lo largo del Mundial escriba varias entradas con ese tema como centro.

Me despido deseándoles a todos una buena Copa del Mundo, si es que sus respectivos países están compitiendo en ella, o un cordial saludo, en caso contrario. Disculpen mi poca claridad, les aseguro que es la hora.

Hasta la próxima (hasta mañana, a la hora del pitido inicial).


No hay comentarios:

Publicar un comentario