17 jun. 2014

Un repaso del Mundial

La competencia más importante en el mundo fútbol ha comenzado. La mayoría de los seleccionados ya han disputado su primer partido, ese partido debut que tanta incertidumbre trae consigo. A pesar de ello, y aún teniendo mucho por ver, los primeros noventa minutos permiten conocer ciertas tendencias de los equipos.

Tal vez lo más sorpresivo hasta el momento sea la dura derrota de España ante la Holanda de Van Gaal, pero tampoco puedo pasar por alto la victoria de Costa Rica frente al combinado uruguayo. Con respecto a esto último, he quedado decepcionado ante la falta de respuestas de la Celeste. La ausencia de Luis Suárez sólo quita ciertas posibilidades al nivel de Uruguay pero no lo explica todo.


Brasil tuvo una actuación sin demasiadas luces, incluso con algún fallo arbitral donde pudo verse beneficiado, sin embargo durante el partido fue más que su rival de turno, Croacia. Ya fuera por la inspiración de Neymar para el de remate cruzado que termina en gol o los chispazos de Oscar, los locales obtienen los tres primeros puntos.

México, a pesar de los dos tantos mal anulados, pudo vencer por la mínima a la selección de Camerún. Los africanos no exhibieron demasiado en este partido aunque sí es cierto que contaron con algunas situaciones que por poco no terminaron en gol. México acompaña a Brasil en la cima del Grupo A.

Chile obtuvo una victoria que se intuía, aunque no fue tan sencilla. El resultado de 3 a 1 puede engañar a cualquiera que no haya visto el partido. Comenzando con todo, los sudamericanos se encontraban dos tantos por encima de Australia en los primeros minutos. Pero se vieron sorprendidos por Tim Cahill, quien puso la aproximación en el marcador y también las ocasiones que arañaron el empate. Pero las dudas e intrigas por si el juego sería empatado llegaron a su final tras el tercer gol de Chile.

Viendo el primer tiempo era difícil creer que España caería 5 a 1 ante Holanda. Con un penal cobrado, que para mí no fue, la campeona del mundo obtuvo la ventaja. El empate llegó luego mediante un pase largo de Blind y la exquisita definición, de cabeza y afuera del área mayor, de Robin Van Persie. Pero el segundo tiempo cambió. Así como Uruguay, España se vio desbordada y sin respuestas ante la desventaja. Además tuvo un duro golpe tras el cuarto gol, un mal control de Casillas sirvió para que Van Persie delineara la goleada. Robben, no puedo no hablar de Robben, marcó dos tantos. En ambos demostró sus condiciones y porqué es uno de los mejores futbolistas del mundo; la paró de manera imposible, entre ambos centrales, en el primero y desparramó a Casillas en el segundo.

Hablando de los otros partidos, Colombia venció 3 a 0 a la selección de Grecia, sin mayores contratiempos —aunque los griegos tuvieron sus ocasiones—. Uruguay cayó 3 a 1 tras ir ganando frente a Costa Rica, en lo que fue un resultado y un desarrollo que sorprendieron, al menos a mí. En ese mismo grupo, Italia e Inglaterra disputaron un partidazo. Al final se lo llevó la Azzurra, pero los ingleses vendieron cara la derrota. Movilidad en la delantera para éstos (aunque en el segundo tiempo perdieron un poco de chispa); precisión, toque y algo más para los italianos. Costa de Marfil dio vuelta el resultado y terminó imponiéndose 2-1 frente a Japón. Exactamente lo mismo ocurrió en Ecuador 1, Suiza 2, donde los sudamericanos se pusieron en ventaja y sobre los últimos minutos del partido, tras un ataque propio, veían cómo los suizos llegaban a la victoria.

La FIFA se dio el gusto de utilizar la nueva tecnología para determinar si la pelota había cruzado, o no, la línea de gol en Francia-Honduras. Un remate cruzado de Benzema dio en el palo y cruzó por delante de la línea de cal del arco defendido por el arquero hondureño, al final fue este último quien terminó empujando la pelota hacia el sitio que custodiaba. El resultado final fue 3 a 0 a favor de los franceses (Benzema anotó dos goles y el auto-gol hondureño fue inducido en parte por él).

El último partido del 15 de junio fue Argentina-Bosnia y Herzegovina. No pude ver los noventa minutos, lo aclaro por si acaso, pero me sorprendió gratamente que los bosnios, estando 2 a 0 y 2 a 1 debajo del marcador, fueran a buscar de todas formas el empate, y con criterio, aún cuando podían quedar mano a mano ante futbolistas como Di María, Messi o el propio Higuaín. Supongo que los sudamericanos se han quitado de encima, y con una victoria, el rival más fuerte de su grupo. Irán y Nigeria, el día siguiente, sellaron el primer pacto de empate 0 a 0 de la Copa del Mundo.

Los últimos dos partidos que aquí mencionaré se disputaron el 16 de junio. Si ven en Sensaciones Mundialistas, este Grupo G es sin dudas uno de los más atractivos en cuanto a la competitividad. Esto podría irse por tierra ante el contundente Alemania 4, Portugal 0, pero aún así los enfrentamientos de esta última selección ante las restantes de su zona prometen emoción. Portugal decepcionó por las aparentes expectativas generadas, Alemania en parte ratificó su condición de cabeza de serie y también como uno de los candidatos al título. En el otro partido, Ghana se vio sorprendido al minuto por Estados Unidos y, tras llegar al empate en el minuto 82, volvieron a verse sorprendidos por los norteamericanos que anotaron cuatro minutos más tarde para quedarse con la victoria.

En estos momentos Bélgica acaba de empatar (iba a poner, pierde contra Argelia pero en eso marca Fellaini, le di suerte, que conste, eh) el partido. Van 70 minutos de juego pero no pienso hablar mucho de este encuentro. La entrada llega a su fin con esta sorpresiva (?) mención en vivo. Southern Roses se supera día a día para daros una mejor cobertura mundialista. Que conste que esto último es broma.

Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario